Al inicio
  Dirección: Martha Meier Miró Quesada  

ECOLINKS


Recomendados 
Listado
Categorías

ECOTOONS


ECOMANIA



¡Haganos su página inicial!

Su opinión nos interesa

 

¿A quién quiere engañar Minera Manhattan?


1010101010101001011
P
or: Martha Meier Miró-Quesada

En el Perú nadie sabe para quine trabaja y eso lo capitalizan a fondo tanto las transnacionales mineras como las empresas depredadoras locales.

Nuestras criollas autoridades, de las más variopintas "camadas" políticas, viven autoconvenciéndose que cumplen un valioso servicio a la patria cuando allanan el camino para que nuestras riquezas sean saqueadas por unos pocos.

El caso de la Minera Manhattan-Sechura, que insiste en operar en el hermoso y productivo rincón frutícola de Tambo Grande, en Piura, es un típico y patético caso que refleja la miopía de autoridades, empresarios y medios de comunicación, y la falta de dignidad de la clase dirigente que desde tiempos coloniales ha malguiado al Perú

Pese a la oposición de los vecinos y agricultores de la zona, pese a que el pueblo sigue haciendo oír su voz de protesta, pese a que el Frente de Defensa de Tambo Grande ya tiene un mártir: el ingeniero Godofredo García Baca (asesinado en días recientes), Manhattan-Sechura insiste en hacerse del oro, cobre y zinc detectado en las más de 90.000 hectáreas que tienen bajo concesión, en Tambo Grande y que se extiende hacia el norte del valle de San Lorenzo y hacia el sur en las comunidades de Locuto y Távara. Es decir parajes de vital importancia y enorme potencial para la agricultura norteña.

Roberto Obradovich Rivera, gerente de la compañía en reciente entrevista concedida a la revista Agronoticias (Nº 254) sostiene alegremente: "...para la construcción del tajo abierto...será necesario reubicar parcialmente al pueblo de Tambo Grande (1,600 casas y 8,000 personas)..."

"Dependiendo del diseño final de la mina y de la parte poblacional a ser reubicada, el impacto sobre las tierras de cultivo será pequeño, y restringido al área cercana al pueblo de Tambo Grande...aproximadamente 500 hectáreas"

Frases así permiten vislumbrar que digan lo que digan los representantes de la minera su proyecto es inviable desde un punto de vista ecológico, social, cultural y de respeto a los derechos humanos más elementales. Así lo entienden en la zona.

El pasado Marzo, por ello, un gran grupo de pobladores al no encontrar eco para hacer pública su preocupación por la degradación que los amenaza, y a falta de mecanismos que obliguen a las autoridades a tomar en cuenta las posiciones comunales, arremetieron contra el campamento de la compañía llegando al extremo lamentable de incendiarlo.

Sólo por esta actitud de fuerza calificada de "vandálica" y "violenta" por los mismos medios que no supieron atender a tiempo el clamor popular es que el problema TamboGrande/Manhattan-Sechura salió a la luz, y ha cobrado nueva vigencia a raíz del extraño asesinato del ingeniero García Baca.

Yo me pregunto...¿no es calificable más bien de "vandálico" y "violento" que una minera pretenda "reubicar" a la población al más nauseabundo estilo nazi de la GESTAPO?

Los desplazados por la violencia terrorista han dado paso al nuevo género de desplazados por la violencia de la globalización económica, del terrorismo mercantilista y expoliador, que amenaza, arrasa, contamina, gana y luego como un virus va en busca de un cuerpo nuevo al que invadir y enfermar.

En Tambo Grande los agricultores son ya casi parias es su propia tierra, por negociaciones limeñas se verán pronto forzados a dejar sus chacras y actividad tradicional para ser la mano de obra barata requerida por la minera. ¿Hasta cuándo?

¿Y nuestras autoridades? Bien gracias, al servicio de cualquiera menos del pueblo. A los pocos días de los lamentables sucesos de Marzo, en diversos diarios apareció un comunicado del Ministerio de Energía y Minas respaldando a la minera. ¿Quién lo pagó?

Como si esto no fuera suficiente, confundidos funcionarios de ese ministerio brindan respaldo abierto a la inmunda campaña de difamación internacional montada por la Manhattan a través de su página web.

Allí entre otras falacias se lee: "Manhattan Minerals Corp. anunció hoy (28 de Marzo) que un grupo políticamente motivado ansioso de alterar las actividades del gobierno y las industriales a lo largo del Perú en el período pre-electoral, vandalizaron ayer las instalaciones del proyecto Manhattan cerca al pueblo de Tambogrande. Las acciones del grupo no son representativas de la mayoría de los pobladores, que han apoyado fuertemente los esfuerzos de Manhattan por llevar a la zona un desarrollo económico compatible con el ambiente... El gobierno del Perú expresa su contínuo fuerte apoyo al trabajo de Manhattan en Tambogrande...Importantes representantes del Ministerio de Energía y Minas en Lima están disponibles para comentarios...".

Pero...¿por qué la insistencia de Manhattan en Tambogrande? En la misma página web, diseñada básicamente para informar a sus inversionistas encontramos algunas pistas: "...el costo de descubrir una onza de oro por hectárea en Perú es de $0.17, comparado con... $2.08 en Ecuador y $2.34 en Chile".

"La compañía ha sido favorecida con una opción para ganar un 51% de interés en las Consesiones de Cedimin S.A., una subsidiaria de Minas Buenaventura S.A."

"A diferencia de muchas minas sudamericanas localizadas en sitios remotos y a gran altitud, la región de Tambogrande se ubica en una planicie costera, a pocos cientos de metros sobre el nivel del mar. Está a 110 kilómetros de Paita, un puerto enteramente operativo con capacidad para embarcaciones de hasta 40,000 toneladas. El área está bien provista de caminos que se unen a la carretera Panamericana y la región ya posee infraestructura de energía eléctrica".

Poca inversión, grandes ganancias a corto plazo.

Eso es a lo que aspira Manhattan, y eso es lo que favorecen nuestros gobernantes. No importa que de por medio esté la población ni la desaparición de uno de los rincones frutícolas más importantes del Perú, cuya verdadera riqueza no está en los minerales que raptará Manhattan y que se agotarán al cabo de unos pocos años dejando una tierra herida, estéril y una población desarticulada.

No, la verdadera riqueza de Tambo Grande está justamente en eso que cada vez es más escaso en nuestro país: la fertilidad, la capacidad del suelo de sostener y producir distintos cultivos, para el caso: mangos y limones de calidad excepcional.

Conociendo el apoyo decidido del respectivo Ministro de la transición a este gran proyecto de "arrollo" (y no de desarrollo), Manhattan seguramente cree que acabará saliéndose con la suya. Pero ocurre que no esperaban que un grupo de periodistas y ambientalistas conscientes del verdadero interés nacional tomara la posta del ingeniero Godofredo García Baca.

Nota de redacción: Otra versión de este artículo fue publicada por Liberación, dirigido por César Hildebrandt, que es el único diario que no se ha parcializado a favor de la mina. 

©Abril 2001 EcologíaAlDía.com. Derechos Reservados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SERVICIOS


- Directorios   telefonicos  
- Buscadores
- Números de   emergencia
- Códigos postales
- Correos
- Diarios
- Mensajes a
  celulares
- Bancos
- Multas de tránsito
- Calculadora
 
 

¿A quién quiere engañar Minera Manhattan?
 

Conozca el paraiso en peligro

Artículo de Martha Meier en Rebelion.org

Presencia de Manhattan en Tambogrande es ilegal

Textos Pulgar Vidal
 
BLOG RECOMENDADOS


 


Martha Meier MQ

ministerio del medio ambiente

Del hortelano su perro